fbpx

Diario de meditación

Las invenciones de tu intelecto

No quería por nada del mundo estar donde estaba, sentirme como me sentía ni aceptar que yo era un puntito más entre la inmensidad de puntitos que se encendían y se apagaban en el universo. Deseo heredar la entereza y el poder para afrontar lo duro que está el suelo, convertirme en un canal para que otras personas pueda llegar a experimentar este cambio, deshacerse de las filigranas del intelecto y convertir las adversidades.

Leer más »

Parar la locomotora o el sentido de la vida

No me quiero ni imaginar cuál sería el frenesí en que viviría si no hubiera entrado la meditación en mi vida. Por eso precisamente es importantísimo parar, poner el culo en el cojín y, simplemente, respirar.

Leer más »
Isabel lanzando sus plegarias para 2020 en katmandú

PLEGARIA DE DESEOS PARA EL 2020

Me postro humildemente ante mi maestra, Lama Tashi Lhamo,
y ante los maestros de todos los tiempos y las diez direcciones.
Ofrezco todo lo bueno que creo que poseo, tanto lo material como lo inmaterial, así como todo lo valioso que pueda fabricar mi imaginación.

Leer más »
torre de alta tensión

Soy una torre de alta tensión

De las primeras cosas que descubrí meditando, hace ya diecisiete años, fue que yo no era esa persona tímida, callada y reflexiva que me creía, sino que esa aparente quietud era una enorme lona que escondía debajo una torre de alta tensión llena de emociones contenidas.

Leer más »
Un iceberg en medio del polo

La superficie satinada de mi iceberg

Soy un enorme iceberg. Y no es solo por el frío. Asoma la puntita nada más, pero intuyo muchas cosas por debajo, y eso me da miedo, como cuando uno se aleja demasiado de la playa nadando en el mar, y de pronto siente la inmensidad del océano debajo de su cuerpo.

Leer más »
un niño siente a mi viejo amigo, miedo y se tapa con una sábana

Mi viejo amigo el miedo

Quiero hablarte hoy de alguien que me viene acompañando desde que me alcanza la memoria, como un lazarillo que guía a una pobre ciega. Te lo voy a presentar. Se llama «Miedo».

Leer más »

LA TRISTEZA FUNDAMENTAL

Esa herida de la tristeza fundamental que es la bodichita, cálida, luminosa y abierta, que es nuestra madre y en cuyo interior reposa, esperando a que nos atrevamos a reconocerla y a abrazarla, la felicidad, trascendencia de toda división.

Leer más »
una piedra sobre otra conforman el soporte, la experiencia de la meditación

El soporte y yo: una relación tempestuosa

Hay una frase de Khenpo Tsültrim Gyamtso Rinpoché que dice: «No busques ser un experto; busca la experiencia».Y es que nuestros patrones nos conducen constantemente a querer convertirnos en expertos escritores o meditadores o lo que sea, y aplicamos a ello tantísimo esfuerzo y atención que normalmente nos perdemos la experiencia, el gran tesoro que tenemos a cada instante.

Leer más »
El hábito hace que no abandones la meditación, establece tus rutinas con el gong

10 claves para no abandonar la meditación

Cuando comienzas a meditar, la primera tarea consiste en adquirir el hábito de «sentarte» a meditar. Incluso cuando al comienzo tengas mucha ilusión, los patrones habituales pueden taponar una buena higiene mental diaria. Sin embargo, la meditación es justo la que va a dar la vuelta a tu sistema de valores y te ayudará a salir de esa ratonera interminable en la que estás metido.

Leer más »

Las invenciones de tu intelecto

No quería por nada del mundo estar donde estaba, sentirme como me sentía ni aceptar que yo era un puntito más entre la inmensidad de puntitos que se encendían y se apagaban en el universo. Deseo heredar la entereza y el poder para afrontar lo duro que está el suelo, convertirme en un canal para que otras personas pueda llegar a experimentar este cambio, deshacerse de las filigranas del intelecto y convertir las adversidades.

Leer más »

Parar la locomotora o el sentido de la vida

No me quiero ni imaginar cuál sería el frenesí en que viviría si no hubiera entrado la meditación en mi vida. Por eso precisamente es importantísimo parar, poner el culo en el cojín y, simplemente, respirar.

Leer más »
Isabel lanzando sus plegarias para 2020 en katmandú

PLEGARIA DE DESEOS PARA EL 2020

Me postro humildemente ante mi maestra, Lama Tashi Lhamo,
y ante los maestros de todos los tiempos y las diez direcciones.
Ofrezco todo lo bueno que creo que poseo, tanto lo material como lo inmaterial, así como todo lo valioso que pueda fabricar mi imaginación.

Leer más »
torre de alta tensión

Soy una torre de alta tensión

De las primeras cosas que descubrí meditando, hace ya diecisiete años, fue que yo no era esa persona tímida, callada y reflexiva que me creía, sino que esa aparente quietud era una enorme lona que escondía debajo una torre de alta tensión llena de emociones contenidas.

Leer más »
Un iceberg en medio del polo

La superficie satinada de mi iceberg

Soy un enorme iceberg. Y no es solo por el frío. Asoma la puntita nada más, pero intuyo muchas cosas por debajo, y eso me da miedo, como cuando uno se aleja demasiado de la playa nadando en el mar, y de pronto siente la inmensidad del océano debajo de su cuerpo.

Leer más »
un niño siente a mi viejo amigo, miedo y se tapa con una sábana

Mi viejo amigo el miedo

Quiero hablarte hoy de alguien que me viene acompañando desde que me alcanza la memoria, como un lazarillo que guía a una pobre ciega. Te lo voy a presentar. Se llama «Miedo».

Leer más »

LA TRISTEZA FUNDAMENTAL

Esa herida de la tristeza fundamental que es la bodichita, cálida, luminosa y abierta, que es nuestra madre y en cuyo interior reposa, esperando a que nos atrevamos a reconocerla y a abrazarla, la felicidad, trascendencia de toda división.

Leer más »
una piedra sobre otra conforman el soporte, la experiencia de la meditación

El soporte y yo: una relación tempestuosa

Hay una frase de Khenpo Tsültrim Gyamtso Rinpoché que dice: «No busques ser un experto; busca la experiencia».Y es que nuestros patrones nos conducen constantemente a querer convertirnos en expertos escritores o meditadores o lo que sea, y aplicamos a ello tantísimo esfuerzo y atención que normalmente nos perdemos la experiencia, el gran tesoro que tenemos a cada instante.

Leer más »
El hábito hace que no abandones la meditación, establece tus rutinas con el gong

10 claves para no abandonar la meditación

Cuando comienzas a meditar, la primera tarea consiste en adquirir el hábito de «sentarte» a meditar. Incluso cuando al comienzo tengas mucha ilusión, los patrones habituales pueden taponar una buena higiene mental diaria. Sin embargo, la meditación es justo la que va a dar la vuelta a tu sistema de valores y te ayudará a salir de esa ratonera interminable en la que estás metido.

Leer más »

¿Quieres aprender a escribir y meditar?

Suscríbete y recibirás gratuitamente una guía para escribir y meditar. Tendrás además acceso a artículos semanales sobre escritura, meditación y trabajo con las emociones, así como a recursos para vivir con plenitud y sin autoengaños

¿Quieres conocer mis cursos?