Blog

Mi diario personal

sala de operaciones

Algo diminuto, pero que no puedes ignorar XVII

Ha llegado el momento, el día de la operación está aquí, igual que mi hijo mayor, Elmo. Qué abrigo tan bueno se ha convertido su pecho. Ahora solo hace falta que nadie me pregunte por el ibuprofeno y todo saldrá bien. ¿Quieres saber si es así? Sigue leyendo.

Leer más »
caleidoscopio e ibuprofeno

«Algo diminuto, pero que no puedes ignorar» XVI

Tratar de bajar la inflamación del pecho a través de una intoxicación de ibuprofenos no parece una opción muy saludable. Pero es la única opción que se me ocurre antes de enfrentarme a los isótopos radiactivos para despertar el ganglio centinela. ¿Cómo acabará el día? ¿Seré capaz de llegar al hospital?

Leer más »

Algo diminuto, pero que no puedes ignorar XV

El cáncer ha puesto tu mundo patas arriba, pero ahí están las amistades, su escucha activa, las cervezas, las gominolas, las risas y su empatía justo en el momento preciso. Un antiinflamatorio con más poder que el ibuprofeno.

Leer más »
el camarote de los hermanos Marx

Algo diminuto, pero que no puedes ignorar XIV

Poder describir en tu diario este momento te ayuda a verle el lado humorístico a una situación tan absurda. ¿Cuál? La última visita a mi cirujana antes de la operación. Lo más parecido al camarote de los hermanos Marx.

Leer más »
pasillos de hospital

Algo diminuto, pero que no puedes ignorar XIII

La cita con tu cirujana , el resultado de la resonancia , el día de la operación. Parece que todo llega y tu estás envuelta en una bruma gris de tristeza y desesperanza inabarcables. ¿Por qué? Porque el proceso, a causa del Covid, es Supercruel

Leer más »

Algo diminuto, pero que no puedes ignorar XII

Te lanzas a escribir, la escritura brota, ¿es tu manera de ser o reivindicarte en el mundo? Te sale la metáfora de la bola de pinball y recuerdas el título del relato de M. La vergüenza se convierte en lágrimas de agradecimiento por todos los comentarios a tu primera publicación de este diario. Y por fin, te permites que la tristeza se expanda.

Leer más »

Algo diminuto, pero que no puedes ignorar XI

El agotamiento y la tristeza pueden tener que ver con el proceso de duelo con cáncer que estoy sufriendo, o puede ser que no. Puede que todo por lo que estoy pasando ahora, sea debido al Karma, o puede que sea una cura de humildad, o ninguna de las dos.

Leer más »

Algo diminuto, pero que no puedes ignorar X

Hoy toca ir a la consulta de la doctora B y para ello habré de cruzar un puente ahuyentando mi vértigo y susurrando esa superstición infantil de que si lo cruzas habrás salido airosa de esta batalla del cáncer. La doctora B y su consulta son verdaderamente como cruzar al otro lado, acompáñame y te cuento de donde y cómo se llega.

Leer más »

Algo diminuto, pero que no puedes ignorar IX

Te das cuenta a tiempo real de cómo se fragua el odio: al delegar en otro tu valía, estás destinada a caer al abismo de la anulación por decisión ajena; y, por supuesto, el siguiente paso es echar la culpa al desaprensivo que te lo ha arrebatado todo.

Leer más »
sala de operaciones

Algo diminuto, pero que no puedes ignorar XVII

Ha llegado el momento, el día de la operación está aquí, igual que mi hijo mayor, Elmo. Qué abrigo tan bueno se ha convertido su pecho. Ahora solo hace falta que nadie me pregunte por el ibuprofeno y todo saldrá bien. ¿Quieres saber si es así? Sigue leyendo.

Leer más »
caleidoscopio e ibuprofeno

«Algo diminuto, pero que no puedes ignorar» XVI

Tratar de bajar la inflamación del pecho a través de una intoxicación de ibuprofenos no parece una opción muy saludable. Pero es la única opción que se me ocurre antes de enfrentarme a los isótopos radiactivos para despertar el ganglio centinela. ¿Cómo acabará el día? ¿Seré capaz de llegar al hospital?

Leer más »

Algo diminuto, pero que no puedes ignorar XV

El cáncer ha puesto tu mundo patas arriba, pero ahí están las amistades, su escucha activa, las cervezas, las gominolas, las risas y su empatía justo en el momento preciso. Un antiinflamatorio con más poder que el ibuprofeno.

Leer más »
el camarote de los hermanos Marx

Algo diminuto, pero que no puedes ignorar XIV

Poder describir en tu diario este momento te ayuda a verle el lado humorístico a una situación tan absurda. ¿Cuál? La última visita a mi cirujana antes de la operación. Lo más parecido al camarote de los hermanos Marx.

Leer más »
pasillos de hospital

Algo diminuto, pero que no puedes ignorar XIII

La cita con tu cirujana , el resultado de la resonancia , el día de la operación. Parece que todo llega y tu estás envuelta en una bruma gris de tristeza y desesperanza inabarcables. ¿Por qué? Porque el proceso, a causa del Covid, es Supercruel

Leer más »

Algo diminuto, pero que no puedes ignorar XII

Te lanzas a escribir, la escritura brota, ¿es tu manera de ser o reivindicarte en el mundo? Te sale la metáfora de la bola de pinball y recuerdas el título del relato de M. La vergüenza se convierte en lágrimas de agradecimiento por todos los comentarios a tu primera publicación de este diario. Y por fin, te permites que la tristeza se expanda.

Leer más »

Algo diminuto, pero que no puedes ignorar XI

El agotamiento y la tristeza pueden tener que ver con el proceso de duelo con cáncer que estoy sufriendo, o puede ser que no. Puede que todo por lo que estoy pasando ahora, sea debido al Karma, o puede que sea una cura de humildad, o ninguna de las dos.

Leer más »

Algo diminuto, pero que no puedes ignorar X

Hoy toca ir a la consulta de la doctora B y para ello habré de cruzar un puente ahuyentando mi vértigo y susurrando esa superstición infantil de que si lo cruzas habrás salido airosa de esta batalla del cáncer. La doctora B y su consulta son verdaderamente como cruzar al otro lado, acompáñame y te cuento de donde y cómo se llega.

Leer más »

Algo diminuto, pero que no puedes ignorar IX

Te das cuenta a tiempo real de cómo se fragua el odio: al delegar en otro tu valía, estás destinada a caer al abismo de la anulación por decisión ajena; y, por supuesto, el siguiente paso es echar la culpa al desaprensivo que te lo ha arrebatado todo.

Leer más »

¿Quieres aprender a escribir y meditar?

Suscríbete ahora y recibe gratuitamente mi guía para escribir y meditar. Tendrás además acceso a artículos semanales sobre escritura, meditación y trabajo con las emociones, acceso a las meditaciones guiadas en directo y mensuales, así como a recursos para vivir con plenitud y sin autoengaños

¿Quieres conocer mis cursos?

Abrir chat
1
¿Necesitas más información?
Hola,
¿Cómo puedo ayudarte?