fbpx

Explicaciones literales y no literales

Explicar o Mostrar en la narracion

Hay básicamente dos formas de explicar: una, yendo más allá de la mera explicación conceptual de unos hechos y señalando a algo que no queda explícito, una explicación que podríamos llamar «no literal», que realza la trama pero no la aplasta; la otra forma es usar la explicación como vía de escape para no buscar unos hechos que apunten a la trama. Se suelen diferenciar una de otra por algo bien sencillo: la primera no solo cuela, sino que da espesor a la historia; la segunda crea una sensación de vaciedad en el lector, como si le acabaran de chafar toda posibilidad de disfrute.

No debemos chafar la posibilidad de disfrute del lector con explicaciones que dejen sensación de vaciedad, intentemos dar espesor a la historia

En mi opinión, como método didáctico, conviene superar este error aprendiendo a usar la acción y a los personajes para que muestren la historia; la primera forma de explicar ya llegará por sí sola cuando tengamos suficiente dominio de las herramientas a nuestro alcance. Tratar de pasar de la segunda a la primera sin ese paso intermedio sería, yo creo, absurdo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja un comentario

¿Quieres aprender a escribir y meditar?

Suscríbete y recibirás gratuitamente una guía para escribir y meditar. Tendrás además acceso a artículos semanales sobre escritura, meditación y trabajo con las emociones, así como a recursos para vivir con plenitud y sin autoengaños

¿Quieres conocer mis cursos?

¿Quieres aprender a escribir y meditar?

Suscríbete y recibirás gratuitamente una guía para escribir y meditar. Tendrás además acceso a artículos semanales sobre escritura, meditación y trabajo con las emociones, así como a recursos para vivir con plenitud y sin autoengaños