fbpx

Post - Título oculto

«Quiero escribir un libro»

Quiero escribir un libro

Lunes, 27 de enero de 2019

«Quiero escribir un libro». Esta es una frase que escucho a menudo de boca de personas que no se dedican al oficio de escribir, y suelo sentir algo de prevención. La gente no acostumbra a decir tan alegremente «quiero componer una ópera» o «deseo exponer mi obra pictórica» a no ser que lleve muchos años dedicándose a la música o a la pintura.

La escritura, un bien común

La escritura, sin embargo, es un bien (y un don) común. Todos aprendimos a escribir en el colegio. Quien más, quien menos, ha escrito poemas de amor en su adolescencia, un diario, cartas, informes, algún artículo… Por no decir la cantidad de e-mails que escribimos al día, y no te digo nada de los whatsapps. Además de todos los libros que hemos leído en nuestra vida (algo se nos habrá quedado, ¿no?). Por tanto, podríamos decir que partimos con ventaja a la hora de escribir un libro frente a componer una ópera.

La escritura es un bien común: todos aprendemos a escribir en el colegio y quien más, quien menos, ha escrito poemas de amor en su adolescencia, informes, cartas, y no te digo nada de los whatspps. Clic para tuitear

Por otra parte, cuando tenemos algo importante que divulgar, ¿qué mejor formato para hacerlo que un libro?

A lo mejor eres médico con cuarenta años de experiencia en oncología infantil, y a muchas personas (yo incluida) podría interesarnos tu experiencia a lo largo de ese tiempo; todo lo que has aprendido (en el terreno humano y profesional) ha tenido que ser increíble y merece ser tenido en cuenta.

O puede que ejerzas la psicología y quieras dar a conocer tu método personal, destilado a lo largo de toda tu carrera. Eso puede ayudar a mucha gente, si has comprobado reiteradamente que funciona.

Quizás eres ingeniero/a, periodista, paleontólogo/a, nutricionista, fotógrafo/a, madre, padre, profesor/a, cocinero/a, rector/a de la universidad, adiestrador/a de perros… Da igual lo que seas, pero a lo mejor tienes algo importante que transmitir, y quieres hacerlo a través de un libro.

Da igual lo que seas en la vida: tienes algo importante que transmitir y quieres hacerlo a través de un libro, Estás en un momento de tu vida en que te toca dar, devolver al mundo lo que tomaste prestado de él. Clic para tuitear

Lo primero que me gustaría decirte, si estás en alguno de estos casos o en otro similar, es que es muy loable tu aspiración. A no ser que sea una cuestión de inmadurez, protagonismo o inconsciencia (en cuyo caso no creo ni siquiera que estuvieras leyendo este post ;-)), lo más posible es que estés en un momento de tu vida en que te toca dar, regalar, ofrecer, devolver todo aquello que has tomado prestado del universo a lo largo de tu vida y que te ha permitido adquirir una experiencia tan personal y única que es oro puro. Ahora, quizá, es el momento de que otros aprendan de ti, igual que tú has aprendido de mentores sin los cuales no podrías decir que eres tú.

¿Cómo delimitar tu deseo en el cauce de lo real?

De la misma forma que te animo encarecidamente a que dejes crecer y florecer tu aspiración, te ofrezco algunas consideraciones que te pueden ayudar a delimitar tu deseo en el cauce de lo real:

1. Extrae la esencia de tu mensaje al mundo. Tu experiencia de muchos años (o de toda una vida) puede ser inconmensurable. Pero para convertirla en libro has de hacerla mensurable. Para ello, te invito a que reflexiones sobre qué es lo verdaderamente importante de dicha experiencia y por qué es tan importante que la conozcan otras personas. Piensa, sobre todo, en las personas que se beneficiarán de ello: ¿qué les aportará?; ¿su vida será mejor después de haber leído tu libro?; ¿por qué? Ten en cuenta, asimismo, qué es lo que hace «único» tu mensaje. Si lo que vas a decir ya está en algún otro libro, no tendría sentido toda la energía y recursos que vas a invertir en la tarea. En no más de tres líneas has de ser capaz de sintetizar aquello que deseas transmitir y qué lo hace importante y único.

2. ¿A quién iría dirigido tu libro? No es lo mismo escribir un libro para tus colegas de profesión que confeccionar un libro divulgativo. A lo mejor quieres escribir tus memorias para que las lea tu familia. O lo que quieres contar puede tener tal impacto para la sociedad, que te gustaría que lo leyeran millones de personas. Definir tu «lector tipo» te ayudará a hacerte una idea de la clase de libro que quieres escribir.

3. ¿Cuáles son tus expectativas de difusión? ¿Te gustaría que tu libro se publicara en papel o prefieres el formato digital? ¿Tienes idea de que lo publique una editorial o prefieres publicarlo por tu cuenta? ¿Te has movido alguna vez en el mundo editorial? ¿Tienes contactos en editoriales del sector sobre el que quieres publicar? ¿Tienes conexión con y acceso directo a tus posibles lectores? ¿Tienes algún tipo de estrategia de marketing? Todas estas preguntas conviene que te las hagas antes de decidirte a escribir el libro. Y que ajustes tus expectativas a tu realidad y tus posibilidades. Una vez hecho esto, te sentirás con los pies en la tierra a la hora de emprender el camino.

4. ¿Cuáles son tus fortalezas? ¿Cómo puedes aplicarlas a la escritura? ¿Qué se te da bien, aparte de aquello sobre lo que quieres escribir? ¿Y cuáles son tus cualidades? Apunta todo lo que se te ocurra, aunque en principio no tenga mucha relación con la escritura. Por ejemplo, si se te da bien montar muebles de Ikea, es relevante. O si tienes sentido del humor. Si eres simpático o cariñoso. Si se te da bien la jardinería, el Trivial, la natación, inventar historias, hacer crucigramas, analizar situaciones, ponerte en el pellejo de los demás… Cuando tengas una lista bien larga, piensa cómo puedes trasladar eso a tu escritura. Por ejemplo, si se te da bien montar muebles de Ikea, puede que tengas una mente bastante estructurada, lo cual significa que podrás realizar una buena organización de la información en un índice o en una serie de capítulos. El sentido del humor también es muy aprovechable a la hora de escribir, así que si lo tienes, ni se te ocurra plantearte escribir un libro muy solemne. Y así: seguro que puedes sacarle partido a todas tus fortalezas a la hora de escribir tu libro.

5. ¿Cuáles son tus limitaciones o debilidades a la hora de transmitir un mensaje por escrito? De la misma forma que has hecho con tus fortalezas, ahora es el momento de admitir aquello que no se te da bien. Por ejemplo, si cometes faltas de ortografía, o no sabes redactar, o tiendes a usar un lenguaje muy abstracto y aburrido, o te cuesta mucho trasladar lo que piensas al papel, o no sabes cómo estructurar la información. Una vez que tengas esta lista, puedes dividir estas limitaciones en obstáculos grandes y en obstáculos pequeños.

6. Sé honesto, sincero y humilde. En base a todo lo anterior, estaría muy bien que fueses honesto, sincero y humilde contigo mismo. Ahora sería el momento de decidir cómo vas a salvar los obstáculos a los que te enfrentas. ¿Puedes hacerlo tú solo? ¿Necesitas ayuda? Si es así, ¿qué tipo de ayuda? ¿Dónde puedes encontrarla? ¿Cuáles serían los pasos que tendrías que dar para hacer realidad tu proyecto? ¿Estás dispuesto? ¿Es el momento? Si no lo es, ¿cuándo crees que lo será?

No te dejes arredrar por la pereza, la inseguridad o los obstáculos. Conviértelos en retos y escribe tu libro. Clic para tuitear

Espero que estos pasos te hayan ayudado a ver el panorama más claro.

Igual que es importante alumbrar con consciencia tu aspiración para que se pueda hacer realidad, también lo es ser consecuente con ella. Si realmente dentro de ti tienes la llama del deseo de escribir un libro, no te dejes arredrar por la pereza, la inseguridad o los obstáculos. Conviértelos en retos, porque seguro que no hay ninguno insalvable.

¡Te deseo mucha suerte con tu propósito!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicado. Los campos obligatorios están marcados como *



¿Quieres eprender a escribir y meditar?

Suscríbete y recibirás gratuitamente una guía para escribir y meditar. Tendrás además acceso a artículos semanales sobre escritura, meditación y trabajo con las emociones, así como a recursos para vivir con plenitud y sin autoengaños

¿Quieres conocer mis cursos?

¿Quieres aprender a escribir y meditar?

Suscríbete y recibirás gratuitamente una guía para escribir y meditar. Tendrás además acceso a artículos semanales sobre escritura, meditación y trabajo con las emociones, así como a recursos para vivir con plenitud y sin autoengaños