fbpx

Un desayuno especial por San Valentín

 

14 de febrero de 2020

El viernes 14 de febrero se desarrolló otro desayuno de Economía Humana para Transformakers en Madrid, en la Fundación Open Value, que tan generosamente nos presta su maravillosa sala-jardín para reunirnos.

Un desayuno prolífico y afrodítico

Cada desayuno —y este ya es el sexto en Madrid— es diferente. No es algo rutinario, que uno mete en la agenda como un compromiso laboral más. No es una reunión de networking para tratar de que alguien se fije en ti, en todos los servicios maravillosos que das, rodeándote de gente que trata de hacer ver lo maravillosos que son sus servicios. No es un lugar en el que cada uno se escuche nada más a sí mismo, viendo a los demás como posibles presas generadoras de exangües beneficios.

Es más bien un lugar al que vas a experimentar, a ver qué pasa hoy, con quiénes te encontrarás. ¿Vendrán diez o vendrán veinticinco personas?  ¿De qué sectores? ¿Con qué propósitos?

El desayuno, prolífico y afrodítico, preparado por Luchy López, perteneciene al núcleo de EH Madrid y la anfitriona de este desayuno en concreto. Se ha generado ya un núcleo de personas que hacen sus pinitos en sostener la actividad de Economía Humana en Madrid; hay también un grupo impulsor ya bien nutrido. Todavía necesitamos beber de la fuente de Barcelona, así que una vez más nos acompaña Ferrán Caudet, que está poniendo todo su amor y su empeño en fortalecer este retoño al que ya le queda menos para adquirir personalidad propia, gracias a tener unos padres generosos que quieren lo mejor para todas las partes.

En este desayuno se percibe ese poderío colaborativo. Las personas en cuanto entran se sienten parte del líquido elemento en que se ha convertido esta organización, tan envolvente, adaptable y fluida como el agua. Todo lo empapa y todo lo conecta sin que apenas uno se dé cuenta, mientras te comes una manzana, una galletita sin gluten o un trozo de empanada.

Existe un afán en Economía Humana por crear un ecosistema de gente que siente que hay posibilidad de hacer empresa de una forma diferente Clic para tuitear

Cuando nos sentamos en el círculo, Luchy toma la palabra con su voz suave y atenta, para hablar del afán de Economía Humana por crear un ecosistema de gente que siente que hay posibilidad de crear empresa de una forma diferente. Del encuentro entre unos y otros puede salir algo que nos inspire y nos ayude, y en Economía Humana se ofrecen dinámicas para favorecer dicho encuentro.

Un movimiento de emprendimiento orgánico

Luego toma la palabra Ferrán, para hablarnos de Economía Humana como un movimiento internacional que genera emprendimiento allí donde llega, pero sin colonizar, simplemente dejando que afloren los recursos del lugar de manera orgánica. Igual que cada desayuno es distinto a los demás, cada comunidad que se crea tiene su propia impronta. No son iguales los desayunos de Valencia que los de Mendoza (Argentina), o los de Londres o los de Madrid. Esta apertura de consciencia es una seña «transidentitaria» de Economía Humana, y se respira en el aire de la sala en forma de libertad para ser quien eres. Cada uno es importante y sin cada uno la experiencia se desarrollaría de manera diferente. Así que cada uno se siente honrado y a la vez responsable de aportar su granito de arena al grupo.

En los desayunos de cada ciudad se respira en el aire de la sala la libertad de poder ser quien eres; esta apertura de consciencia es una seña transidentitaria de Economía Humana Clic para tuitear

Esto se nota en la manera en que cada persona se presenta, mostrando su luz desde la autenticidad. Ha venido gente de marketing digital, de autoliderazgo consciente, hay una arquitecta y un empresario de la construcción, gente dedicada al mindfulness y al shiatsu, terapeutas corporales y naturópatas, alguien que tiene un negocio de cosméticos naturales, una chica que desea ayudar a las parejas que están en tratamientos de fertilidad que no les funcionan, hay quien tiene un estudio digital, quienes desean empoderar a las mujeres, quien desarrolla un trabajo con el cuerpo y quien sueña con desarrollarlo.

Cada persona se presenta mostrando su luz de autenticidad Clic para tuitear

El día del amor valiente enamórate de…

Hay muchas propuestas y muchos proyectos en ciernes. Hay muchos deseos y un empuje bestial para sacarlos adelante. Y Luchy, en conmemoración de la fecha, del día de San Valentín, de la jornada del «amor valiente», nos anima a que no solo nos quedemos con el «enamoramiento» inicial que sentimos hacia nuestras propuestas profesionales, sino a que pongamos ya los cimientos para sostener el «amor» cuando la etapa del enamoramiento concluya. Nos invita, para ello, a trabajar con toda esa energía enamorada en tres planos: aquello que nos gusta hacer, aquello que nos reconforta sentir y aquello que soñamos con crear.

Para que cuando la etapa del enamoramiento de nuestra propuesta profesional concluya, lo sostenga el amor, Luchy nos invita a trabajar con lo que nos gusta hacer, lo que nos reconforta y lo que soñamos crear Clic para tuitear

En base a eso, dirige una preciosa dinámica con el cuerpo, que nos ayuda a localizar y anclar esos tres ámbitos de nuestra persona. En las reuniones de networking no se le suele dar importancia al silencio, a la respiración, a la forma en que tus movimientos ocupan el espacio, a las sensaciones corporales, a la sensitividad hacia los otros cuerpos… Pero ya hemos dicho que Economía Humana es diferente.

Así que cuando terminamos ese ejercicio somos personas diferentes de quienes habíamos entrado por la puerta, hemos conectado con la wifi de la consciencia y podemos percibir con qué queremos alinearnos en el «hacer», con qué en el «sentir» y con qué en el «soñar». Desde ahí expresamos nuestro presente, y empiezan a darse resonancias entre unos y otros (para resonar con los demás necesitamos habernos vaciado previamente de autobombo, y eso es lo que hemos hecho con el ejercicio liderado por Luchy). Pero la cosa no se queda ahí, sino que Luchy nos propone tangibilizar eso y escribir nuestros datos de contacto en unas tarjetas que reparte y que vamos a entregar a las personas con las que hayamos resonado para que se produzca un encuentro —ya fuera del desayuno— real.

Esta forma de canalizar sinergias no se parece en nada a las que yo había visto antes, y hace que los vínculos creados no estén manchados por intenciones egoístas. A Alicia, una terapeuta que se acerca a entregarme su tarjeta porque le ha resonado el tema de la escritura creativa como herramienta de crecimiento personal… se me ocurre espontáneamente invitarla a mi próxima formación de Escritura y Meditación. No era nada planeado, sale de manera genuina y generosa porque con anterioridad he lavado —con el ejercicio de Luchy— la intención. Y creo que en esos momentos conecto, aunque sea fugazmente, con la auténtica prosperidad, que es estar abierto a dar de la misma manera en que se está abierto a recibir, porque no son dos cosas diferentes.

Conectar con la auténtica prosperidad es estar abierto a dar de la misma manera en que se está abierto a recibir Clic para tuitear

Para terminar, se invita a participar a los presentes a una reunión posterior de un par de horas para hablar sobre una serie de bloques formativos que impartirá Economía Humana en Madrid en los próximos meses, para enseñar a las personas más comprometidas e interesadas con esta nueva forma de habitar el mundo de los negocios las herramientas esenciales en torno a las que trabaja la organización para crear red y emprendimiento conscientes.

Con esto termina un desayuno más, tan único y especial que salgo ya con añoranza, deseando que llegue el mes que viene para seguir gozando de un presente en que se hace realidad mi sueño de sentirme acompañada en mi discurrir profesional por personas con mis mismos valores. Muchas gracias a todos los integrantes de Economía Humana, que han hecho esto posible.

Si te interesa asistir al próximo desayuno de EH en Madrid (que será el viernes 13 de marzo de 2020 en la sala Art Meditation Room de 8.30 a 11h), puedes apuntarte ya aquí.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

2 comentarios en “Un desayuno especial por San Valentín”

  1. Gracias Isabel, por presentarnos y compartirnos esta nueva visión del mundo del emprendimiento¡ Me parece realmente muy interesante. Un enfoque diferente de la economía, más limpio y más humano. Realmente muy interesante. De nuevo gracias, por hacernos partícipes.

    Responder
    • Hola, Mercedes,

      Muchas gracias por tus palabras :-). Sí, realmente creo que es un enfoque diferente, y muy necesario en estos tiempos que corren para el planeta.

      Un fuerte abrazo,

      Isa

      Responder

Deja un comentario

¿Quieres aprender a escribir y meditar?

Suscríbete y recibirás gratuitamente una guía para escribir y meditar. Tendrás además acceso a artículos semanales sobre escritura, meditación y trabajo con las emociones, así como a recursos para vivir con plenitud y sin autoengaños

¿Quieres conocer mis cursos?

¿Quieres aprender a escribir y meditar?

Suscríbete y recibirás gratuitamente una guía para escribir y meditar. Tendrás además acceso a artículos semanales sobre escritura, meditación y trabajo con las emociones, así como a recursos para vivir con plenitud y sin autoengaños